Según Nicolás Carrizo, Sabag Montiel quiso matar a Cristina Kirchner porque Brenda Uliarte lo humillaba sexualmente

El líder de “la banda de los copitos” declaró durante seis horas. Aseguró que Brenda comparaba a Sabag Montiel con “El Presto” y afirmó que recién después del intento de homicidio lo empezó a valorar

Según Nicolás Carrizo, Sabag Montiel quiso matar a Cristina Kirchner porque Brenda Uliarte lo humillaba sexualmenteNicolás Carrizo, el jefe de los copitos, declaró en Comodoro Py durante seis horas.

Brenda Uliarte no paraba de humillarlo. Incluso hasta llegó a mandar una foto a un grupo de chat con Fernando Sabag Montiel vestido con pollera. Lo comparaba permanentemente con Eduardo Miguel Prestofelippo, conocido como “El Presto”, un youtuber vinculado a la militancia libertaria, anticuarentena y antikirchnerista y que fue denunciado por amenazar en redes sociales a Cristina Kirchner. “‘Nando’ estaba frustrado, no podía con (Brenda) sexualmente. Entonces él quiso aprovechar la oportunidad, metiéndose en esto. Yo creo que si hubiese querido matar a Cristina Kirchner lo hubiera logrado. Pero no la quiso matar. Solo se quiso hacer ver, como para mostrar que él también es poronga”.

Con estas palabras, Nicolás Gabriel Carrizo, jefe de los copitos y acusado de ser partícipe secundario del atentado contra la Vicepresidenta, planteó su hipótesis sobre lo que pasó en la noche del 1 de septiembre en la esquina de Juncal y Uruguay, en La Recoleta, cuando Sabag Montiel le apuntó con un arma en la cara a la ex mandataria e intentó matarla, según la declaración a la que accedió .

Fueron seis horas de declaración ante la jueza María Eugenia Capuchetti, el fiscal Carlos Rívolo y el abogado defensor Gastón Marano. Lo trasladaron a las 6 de la mañana desde la cárcel de Marcos Paz, donde está preso, y no salió hasta después de las 15 del juzgado, en el tercer piso de Comodoro Py. Una vez más, el jefe de los copitos insistió en despegarse del intento de homicidio y buscó justificar los chats que lo metieron preso. Pero fue la primera vez que habló con detalles de su relación con la pareja que quiso matar a CFK y dio una hipótesis sobre por qué Sabag Montiel intentó llevar a cabo el crimen.

Ahí aparece la obsesión de Brenda con “El Presto”. Se reveló en octubre la obsesión que tenía Brenda con ese youtuber, quien admitió públicamente haber tenido relaciones sexuales con la joven una vez. “Boluda. Estoy que no me la creo. Yo soy una negra chorreada de San Miguel y este chabón que es periodista, que es famoso, me quiere coger”, le dijo a su amiga Agustina Díaz, que llegó a estar detenida en la causa como partícipe secundaria del intento de homicidio y hoy tiene falta de mérito.

La humillación era unilateral de Brenda hacia Sabag Montiel. Según declaró Carrizo, él nunca la maltrataba. Como ejemplo contó que una vez Brenda subió a la foto del grupo Los Girosos -donde había un centenar de personas- una foto de ‘Nando’ en pollera. “Le sacó una foto en pollera y después ella se burlaba de la misma foto que le había sacado. Le decía que tenía hemorroides. Todas cosas que decían en el grupo. Que El Presto la tenía más grande”. Supuestamente a Sabag no le molestaba, pero Carrizo opinó que en realidad lo terminó afectando.

“Cuando Brenda venía, ella siempre le remarcaba a Nando que Presto era un ‘macho poronga’. Que Presto tuvo un problema con alguien del Gobierno. Brenda le hacia resaltar que Presto ‘la tenía más grande’ o ‘se le paraba’, y a Nando no. Lo que deduzco de todo esto, es que Nando estaba obsesionado con el tema de la fama. Cuando Brenda salió por la tele la primera vez, Nando se mostró más emocionado que ella, y le recomendó que vaya más seguido a la televisión. Yo creo que hay una cuestión de celos de Nando”, afirmó Carrizo.

Y agregó: “El perfil ideal de Brenda es un chabón ‘poronga’, que ‘va a al frente’. Y Nando respondía diciendo que se quería sacar la papada, que quería ponerse un ‘chip sexual’. Él estaba frustrado, no podía con ella sexualmente. Entonces quiso aprovechar la oportunidad metiéndose en esto. Yo creo que, si hubiese querido matarla, lo hubiera logrado. Pero no la quiso matar. Solo se quiso hacer ver, como para mostrar que él también es poronga. Eso es lo que yo entiendo que pasó. No tuvo nada que ver con la política. De hecho, yo leí que después de todo esto, ella lo empezó a elogiar a Nando. Pero no se sabe si lo elogia porque ahora ‘tiene huevos’, o porque lo llevaron preso. La mina sintió admiración solo al final. En los chats se ve. Antes, nada. Y después, en su cabeza, pasó a ser un héroe.”

Según su hipótesis, si Sabag “hubiera sido mandado por alguien, no hubiera pasado que lo lleven en cana de una”. Y completó: “Se prendió fuego enfrente de todos, rodeado de gente que la sigue a Cristina. No me cabe duda que por acá viene todo el tema. Capaz me estoy equivocando. Además, si hubiese sido financiado, no lo hubiese hecho para que lo lleven en cana. Lo hubiera hecho de otra forma. No tiene sentido”.

En ese contexto, Carrizo insistió en que detrás de ese intento no estuvo la política. Afirmó que la pareja no hablaba de política y que si en algún momento mencionaron querer matar a Cristina Kirchner, a él “le entró por un oído y le salió por otro, no le presté atención”. También señaló que para él Sabag Montiel era una persona “tranquila, medio fabuladora”, que veía películas nazis pero después hablaba de la lectura del aura.

Eso coincide con el perfil criminalístico que consta en la causa. Ante esos expertos fue la única vez que habló el acusado de intentar matar a CFK. Allí describieron a un Sabag Montiel con “pedantería y la vanidad” de quien asume haber llevado adelante el atentado, con un “discurso engorroso, extravagante y tedioso”. Es claramente un “narcisista” que buscaba “impresionar”, detalla el informe que reveló en noviembre pasado.

En su declaración, Carrizo insistió en despegarse y hasta planteó que ni siquiera hubo dinero atrás. “Como les dije al principio, se me hizo muy raro. Estuve pensando. Lo primero que me llama la atención es que Nando estaba pidiendo plata a (Leonardo) Volpintesta o a alguien. También Mara (otra de las jovenes del grupo Los Girosos) lo dice. Eso es lo primero que me llama la atención. Una de las cosas que pienso: ¿si este pibe está financiado o algo, porqué pide plata?”.

Brenda Uliarte y Sabag Montiel.

“Lo segundo que pienso: cinco días antes del atentado, él estaba insistente con el tema de los copos. Pedía algodón de azúcar. Pero me tuve que mudar y le dije que no se iba a poder. Yo lo que entiendo es que él necesitaba plata. Por lógica, una persona que sabe que va a cometer tal cosa, o está financiado, no va a estar desesperado por conseguir plata”, afirmó Carrizo en la declaración a la accedió .

Pero, además, el jefe de los copitos planteó otra nueva teoría sobre lo que pudo haber detrás del intento de homicidio. Según explicó, Sabag Montiel y Brenda solían tener en público “peleas, discusiones”. “Al principio parecen detalles menores”, pero después se fue acrecentando. “Brenda lo humillaba constantemente a ‘Nando’. Por ejemplo, estábamos en la sala antes de empezar a trabajar y ellos siempre llegaban últimos y los escuchabas charlar. Entonces Brenda le decía cosas como ‘El Presto la tiene más grande que vos’ o que tenía problemas de erección y demás. Yo me reía… Yo tengo un humor muy negro (…) Lo tomé como que era algo normal entre ellos y él siempre decía ‘a mí no me afecta’. Una vuelta yo le digo ‘yo no entiendo, vos está saliendo con ella y ella te humilla constantemente. ¿Por qué salís con ella? Y él dijo que yo tenía razón”.

En su extensa declaración que duró seis horas, Carrizo fue y volvió con el detalle de los distintos participantes de las reuniones y los integrantes de los chats sobre cómo conoció a la pareja y cómo interactuaban. “Llegó el 1 de septiembre, Miguel (uno de los copitos) me muestra una imagen y me dice que quisieron matar a Cristina. Yo creo que estaba viendo un resumen de fútbol y él me dijo ‘se llama Fernando Andrés Sabag Montiel, de 35 años’. Es Nando. Nos mirábamos todos. No lo podíamos creer. (…) Y acá viene todo este malentendido por el que estoy acá. Repito que tengo mucho humor negro. Se me ocurrió mandar estos mensajitos que están en la causa pero voy a explicar un ejemplo de mi humor”.

Sobre el final, Carrizo apuntó al rol de la Policía Federal. “La policía que estaba ahí: ¿cómo no se dieron cuenta? Eso es raro. Es rarísimo. Tantos policías y un chabón se pone al lado de Cristina. Todo es rarísimo. Todo puede ser. Cosas que yo pienso. Después también me enteré que lo de Presto fue hace tiempo, pero no tengo idea de las fechas. En ese tiempo ellos no eran novios, Nando y Brenda. Sólo el último mes se pusieron a salir. Empezaron a salir, y de golpe se hizo el malo”.

Compruebe también

«Operación Kami»: cayó una red internacional de pornografia infantil

«Operación Kami»: cayó una red internacional de pornografia infantil

La investigación estuvo a cargo de la Policía Federal en conjunto con la Policía Nacional …

Detuvieron a un hombre por el femicidio de la bombera voluntaria en Santa Fe: investigan si la conocía

Detuvieron a un hombre por el femicidio de la bombera voluntaria en Santa Fe: investigan si la conocía

El hombre de 41 años fue arrestado este miércoles en la localidad de Ibarlucea. La …

Dejanos tu comentario