Quién es, cómo piensa y qué va a hacer Javier Milei, el nuevo presidente electo de la Argentina

Bajo una campaña turbulenta, verticalista y colmada de propuestas como la dolarización y la eliminación del Banco Central, el libertario se impuso en el balotaje ante el ministro de Economía. En el pasado, fue jugador de fútbol, cantante de una banda y actor teatral.

Quién es, cómo piensa y qué va a hacer Javier Milei, el nuevo presidente electo de la ArgentinaJavier Milei, el candidato más votado en las Paso.

El economista Javier Milei, de 53 años, será el próximo presidente de la Argentina, después de ganarle el balotaje a Sergio Massa.

Con sólo tres años de carrera política y un discurso antisistema, Javier Milei llegó al sillón de Rivadavia junto a Victoria Villarruel, quien fue su compañera de banca en la Cámara de Diputados desde su entrada al recinto en 2021. Con el apoyo de Mauricio Macri y Patricia Bullrich sellado en el pacto de Acassuso, logró dar vuelta los resultados de la elección general contra Sergio Massa con un X% contra un X%.

Desde su primer spot de campaña en 2020, en conjunto con el diputado de Avanza Libertad José Luis Espert -con quien luego se peleó-, criticó a la dirigencia política en los siguientes términos: “Los políticos son una suerte de sociópatas que quieren hacernos creer que somos unos inválidos mentales que no podemos vivir si no fuera por ellos. En realidad, los que no pueden vivir sin nosotros son ellos”.

Ahora, llegó a Presidencia con una campaña marcada por la fuerte presencia en redes sociales y las apariciones televisivas con altos puntos de rating. Además, a lo largo de su carrera a Casa Rosada, mantuvo dos propuestas que se ganaron las críticas de la clase política: la dolarización y la eliminación del Banco Central.

En unos años marcados por varias peleas con referentes de su confianza, la que lo acompañó siempre fue su hermana, Karina Milei, quien fue jefa de campaña y se encargó de manejarle la agenda y la estructura desde sus comienzos. Siempre que un dirigente fue en contra de esta, fue expulsado del espacio, como el expuntero político de LLA, Carlos Maslatón, quien luego se pasó al bando de Massa.

El diputado de la Libertad Avanza Javier Milei junto a su hermana Karina, a la que llama «El jefe»

Según relató Milei, la relación con su hermana, a quien apodó como “El jefe”, se hizo fuerte en su infancia, donde el actual presidente sufrió un clima de hostilidad por parte de sus padres, Norberto Milei y Alicia Luján Lulich, con quienes no habló durante años y retomó relaciones hace poco.

En diversas entrevistas, contó la golpiza que recibió de parte de su padre a los 11 años tras calificar a la guerra de Malvinas como un “conflicto sin sentido” el 2 de abril de 1982: “Empezó a pegarme trompadas y patadas. Me fue pateando a lo largo de toda la cocina. De grande dejó de pegarme para infligir violencia psicológica”.

Sobre su hermana, destacó: “Cuando éramos chicos, ella era extrovertida y yo muy reservado. Estaba muy aplicado con el colegio y el deporte. A los diez años ya competía de manera intensa. En ese sentido, éramos bastante distintos respecto a la actualidad. Ella hoy es muy introvertida y yo claramente no lo soy. Tengo momentos de mucho histrionismo”.

Bajo ese contexto, Milei decidió estudiar economía en la universidad de Belgrano con la consecuencia de abandonar su carrera futbolística como arquero en Chacarita, donde llegó a integrar el plantel profesional. Un dato de color es que dejó su fanatismo por Boca Juniors (fue a Japón en el mundial de clubes) por Juan Román Riquelme. Además del deporte, también tuvo su pasión por lo artístico: lideró un grupo de rock llamado Everest. Tocaban temas propios y covers de Rolling Stone, su banda favorita.

A los dieciséis, Milei comenzó a trabajar en un club de tenis y luego, previo a recibirse, realizó una pasantía en el Banco Central. En el 2000, entró a Corporación América, del empresario Eduardo Eurnekián, empresa de la cual renunció cuando entró en política. Allí conoció al director de equipos técnicos de La Libertad Avanza, Nicolás Posse, y a varios de sus dirigentes actuales.

En 2014, el presidente electo tuvo su primera incidencia pública con la publicación del libro “Maquinita, infleta y devaluta” que escribió junto a su antiguo colega, el economista Diego Giacomini, y fue prologado por Espert.

En 2015, a Milei y a Giacomini les llegó la oportunidad de asistir a Hora Clave, el histórico ciclo de Mariano Grondona. Fueron recomendados por el expresidente de YPF Guillermo Nielsen, con el que estaban vinculados laboralmente.

Se presentó como economista libertario y defensor de la escuela austríaca de pensamiento económico. En esa línea, criticó la gestión del exministro de Economía Axel Kicillof. “Ese día estaba enchufado. Metí frases que fueron trending topic. Fue tremendo, a partir de ahí me empezaron a llamar de varios lugares”, destacó tiempo después en una nota con El Confidencial.

Luego, comenzó a aparecer en Animales Sueltos, donde se hizo más conocido y dio el salto a diversos programas, arrancó a dar charlas por todo el país, publicó nuevos libros y realizó obras de teatro bajo la dirección de Nito Artáza, quien hace unos días lo criticó aludiendo a que “psicológicamente no está preparado para el cargo al que aspira”.

De esa forma, Milei tomó mayor trascendencia mediática durante el gobierno de Macri, cuando los medios de comunicación lo llamaban para que de su punto de vista sobre la coyuntura económica. Allí es cuando se dio a conocer su pasión por sus cuatro perros, a los que llamó al igual que economistas que admira. Son cuatro mastines ingleses llamados Murray, Milton, Robert y Lucas por Milton Friedman, Murray Rothbard y Robert Lucas.

Entre sus declaraciones de ese período, se resalta la siguiente: “Vamos a ponerlo en estos términos. Punto 1: el Gobierno de 2018 fue lo peor que le pasó a la Argentina en toda su historia. Con mi colega Diego Giacomini desarrollamos un indicador que se llama Termómetro de Riqueza. Cada vez que ese indicador rompe 40 puntos, tenemos una crisis gorda”.

“Eso podés verlo en el 75 con el Rodrigazo, en el 82 cuando explota la tablita cambiaria, que es un programa muy parecido a éste, en el 89 con la hiper de Alfonsín, y en el 2001-2002 con la crisis de la convertibilidad. Con 40 te comés crisis de esas características. El kirchnerismo destrozó 160. Argentina tendría que haber estado creciendo, en la última etapa del kirchnerismo, a tasas del 9 o 10% per capita, y caía a uno y medio. O sea, Kicillof es un genio del mal”, agregó en diálogo .

Con el paso del tiempo, Milei se lanzó a la política en 2020 para competir en 2021 por una banca en la Cámara de Diputados del Congreso de la Nación por Ciudad de Buenos Aires. Lo hizo junto a su colega de entonces, José Luis Espert, quien jugó por provincia de Buenos Aires. Por entrar en política con este, se peleó con Giacomini.

La afinidad con Espert no duró mucho, de forma que no unificaron un interbloque en conjunto debido a una interna que llevaba tiempo. Así, este asumió su banca junto a Villarruel y el otro, junto a Carolina Píparo.

Como diputado nacional, realizó sus principales apariciones con discursos en contra del Gobierno y del accionar de la oposición de Juntos por el Cambio, ubicándolos dentro de su concepto de “casta”. No se alió con ningún bloque y acompañó todos los proyectos de baja de impuestos, pero se ausentó del recinto a la hora de votar los artículos del proyecto del presupuesto 2023.

Entre ellos, se encontraba la creación de un nuevo impuesto: la tasa aeroportuaria, un tributo que Unión por la Patria introdujo para financiar a la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) a través de un gravamen en los pasajes aéreos.

Así, Milei mantuvo su propuesta de plan motosierra, que incluye la reducción del gasto público por el 15% del PBI y la baja de impuestos en un 90% junto con la reducción a 8 ministerios. Estos son: Economía, Justicia, Capital Humano, Seguridad, Defensa, Infraestructura, Interior y Relaciones Exteriores.

Con una campaña colmada de caravanas, actos multitudinarios, críticas a Juntos por el Cambio y a Unión por la Patria, el libertario obtuvo el primer lugar en las elecciones PASO con el 30% de los votos, poco más de 7,1 millones de los 35,4 millones del padrón electoral argentino, de acuerdo con los resultados oficiales.

En las generales, se dio vuelta la elección y pasó a liderarla Massa con un 36,6%. Milei quedó segundo con un 29,98% y Bullrich, fuera del balotaje. Bajo ese contexto, el candidato de La Libertad Avanza se alió con la excandidata de Juntos por el Cambio y el líder del PRO, Mauricio Macri.

Es así que moderó el discurso, le bajó el tono a sus declaraciones polémicas en torno a salud y educación y cerró la campaña con la exministra de Seguridad en ciudad de Córdoba. De esa forma, junto con los votos de Schiaretti, obtuvo la victoria este 19 de noviembre en el balotaje contra el ministro de Economía.

Compruebe también

Clima en Buenos Aires: pronóstico del tiempo para hoy domingo 3 de diciembre

Clima en Buenos Aires: pronóstico del tiempo para hoy domingo 3 de diciembre

Alguna probabilidad de chaparrones y ráfagas de viento ingresando a la región desde el Sudeste …

ANSES: qué va a pasar con Potenciar Trabajo desde el 1° de enero

ANSES: qué va a pasar con Potenciar Trabajo desde el 1° de enero

El plan social Potenciar Trabajo sufrirá algunas modificaciones a partir de principio del año que …

Dejanos tu comentario