Inicio / INTERNACIONALES / Para el papa Francisco, con la meritocracia se “pasa de ser el primero a ser el último”

Para el papa Francisco, con la meritocracia se “pasa de ser el primero a ser el último”

Desde su cuenta de Twitter, el papa Francisco citó al evangelio destacó que “quien se confía con humildad a la misericordia del Padre, pasa de último a primero”

Papa Francisco

El papa Francisco volvió a cargar contra la idea de meritocracia. Desde su cuenta de Twitter, Jorge Bergoglio eligió una cita del Nuevo Evangelio para advertir que quien se maneja con esa lógica “pasa de ser el primero a ser el último”.

“Quien razona con la lógica humana, la de los méritos adquiridos con la propia habilidad, pasa de ser el primero a ser el último. En cambio, quien se confía con humildad a la misericordia del Padre, pasa de último a primero”, tuiteó Francisco en cita a Mateo 20, 1-16″.

No es la primera vez que el Pontífice se expresa de esta manera. El 27 de mayo había criticado desde Génova que “el sistema político favorezca al que especula y no al que invierte y cree en el trabajo”, al que definió como “una prioridad humana, cristiana y del Papa”.

En ese sentido, había expresado que “el que despide gente no es un buen empresario, sino un comerciante” y luego criticó “la cultura de la meritocracia”.

Aquella vez, el papa Francisco había apuntado que “una enfermedad de la economía es la progresiva transformación de los empresarios en especuladores. No deben ser confundidos, son dos tipos distintos. El especulador es una figura similar a la que Jesús en el Evangelio llama ‘mercenario”.

“El especulador no ama su empresa, ni a sus trabajadores, sino que los ve sólo como medios para sacar ganancias. Despedir, cerrar, mudar la empresa, no le crean ningún problema, porque el especulador usa, instrumentaliza, come personas y medios para sus objetivos de beneficios”, criticó el papa Francisco en el encuentro en la fábrica Ilva.

En ese marco, Bergoglio cargó contra la idea de la “meritocracia, porque usa una palabra bella, el mérito, pero se está transformando en una legitimación ética de la desigualdad”.

“Interpreta los talentos de las personas no como un don sino como un mérito, determinando un sistema de ventajas y desventajas acumulativo”, argumentó el papa Francisco, tras criticar también “la cultura de la competitividad entre los trabajadores dentro de la empresa”.

“El trabajo es el centro de cada contrato social, no un medio para consumir. Hay que amar el trabajo, es un amigo de la oración, está presente en la Eucaristía. Un mundo que no entiende el trabajo, no entiende la Eucaristía. El trabajo es dignidad, y por eso todos deben tenerlo”, finalizó.

Compruebe también

“Voté por un tipo llamado Trump”: el presidente de Estados Unidos sufragó por anticipado en Florida

Florida es uno de los estados más reñidos en las elecciones del 3 de noviembre …

Cuatro comunidades de España piden que se declare el “estado de alarma”

El País Vasco, Extremadura, Asturias y La Rioja solicitaron al gobierno español que la medida …

Dejanos tu comentario